Cómo dar un beso memorable

Estamos de acuerdo en que siempre hay nervios antes del primer beso, más aún si queremos que sea realmente memorable. Nos llenamos de expectativas y queremos superar las que pudiese tener la otra persona. Deseamos con todo el corazón que el beso sea maravilloso, profundo e importante para ambos.

La verdad es que no hay una fórmula perfecta, pero hemos recopilado una serie de consejos para que puedas aprovechar al máximo ese momento tan anhelado y sea recordado por siempre.

Higiene

Este es un componente clave e inicial y es necesario mencionarlo. Tu higiene bucal es muy importante. Cepíllate bien los dientes antes de salir de casa y procura tener un buen aliento para que tu pareja se sienta satisfecha durante el primer contacto, no querrás que sea memorable de forma negativa. Un buen consejo, come algún dulce o chicle de menta, siempre es bueno ser precavidos.

Eso sí, se cauteloso y discreto al momento de revisar tu aliento, estamos seguros de que encontrarás el momento. Adicionalmente, evita consumir alimentos con sabores intensos especialmente durante la cita, te recomendamos ir a degustar de bocadillos más dulces y frescos como nuestros deliciosos crepes.

El lugar correcto

Para que sea un beso inolvidable se debe escoger el lugar perfecto, este debe tener una atmosfera romántica, envolvente y, por supuesto, privada. Recuerda que mientras estés con esa persona especial ambos deben estar cómodos el uno con el otro.

Ten en cuenta que el ambiente lo crean ustedes. La clave del éxito es inspirar seguridad, tener la certeza que donde sea la cita será perfecta para los dos.

Por ejemplo, la atmosfera romántica que tiene Beso Francés es ideal para una ocasión íntima y dar origen a ese momento perfecto con tu pareja. Te invitamos a comprobarlo.

Crea tensión

Busca crear cierta expectativa durante la cita, es decir fantasear sobre lo que podría ocurrir. Esto ayudará a romper cualquier tensión, sentirnos cómodos con nuestra pareja y hace que el momento del beso sea más romántico.

El contacto físico es una buena forma de mostrar interés en la otra persona. Trata de tocar sutilmente sus dedos o brazo cuando le hables o roza su mano mientras caminen.

Inclínate o acércate moderadamente, así ambos se sentirán cómodos mientras conversan. Recuerda, todo forma parte de crear tensión sexual y dar paso a una atmosfera idónea para ese momento; si ves que la otra persona se inclina hacia atrás o cruza los brazos con una actitud defensiva, será mejor que retrocedas e intentes una táctica evasiva como cambiar de tema u ofrecerle una bebida, esto ayudará a aliviar el momento.  

Encuentra el momento adecuado

Como dijimos, no existe una fórmula mágica. Cada situación es diferente y no sabemos realmente cuando será el momento idea.

Lo que si podemos asegurarte es que durante la despedida un beso puede ser más intenso. Si encontraste el lugar indicado, lo más probable es que ocurra al finalizar el encuentro. Eso hará que tu pareja se lleve a casa las ganas de repetirlo y asegurarte una siguiente cita. Toma en cuenta que puede ocurrir en cualquier momento, no te límites. Recuerda, siéntete cómodo e inspira confianza para que todo fluya mejor.

Cómo besar

Esto resulta un poco más ambiguo todavía, cada quien tiene su forma de besar, pero seguramente más de una persona podría necesitar algunos consejos para mejorar y hacerse un experto con el tiempo. Por eso te daremos algunos tips para que disfrutes de ese momento.

Tómalo con calma. Si todo está saliendo bien y te has acercado lo suficiente comienza con sutileza. Es delicioso el primer contacto, por ellos relájate y disfruta la ocasión, ambos gozaran más el beso.

Sé tú mismo en ese momento. Puedes variar tu forma de besar para hacerlo más inusual y memorable, inspírate de los labios de la otra persona, su aroma y su respiración, esto ayudará a que fluyas con tu pareja.

No exagerar. Es una buena regla que el beso no deje húmedo el rostro de la otra persona, trata de no abrir demasiado la boca y acariciar tus labios con calma.

Tomate un respiro. Detente suavemente por intervalos para que puedan respirar y sentirse, ello generará tensión y te dará la oportunidad de ver si tu pareja lo está disfrutando tanto como tú.

Cuida donde pones tus manos. Has que se integren a la ocasión, no las pongas en demasiados lugares durante el primer beso, esto podría distraer e interrumpir el momento. Puedes tomar su cintura o quizá las manos de tu pareja para que te sientas más segura.

Mide tu intensidad. Un beso apasionado no suele ser la mejor opción para una primera vez, tu pareja podría sentirlo demasiado pronto y agresivo. La pasión inmediata podría entenderse como desesperación. Déjala para cuando ambos conozcan sus estilos y preferencias para besar, puede pasar un tiempo o puede ser inmediato, te darás cuenta.

Ten en cuenta el grado de confianza, recuerda siempre tener el consentimiento de tu pareja antes de intentar otro tipo de beso o muestra de afecto.

El resto, podemos dejárselo al amor y cariño que sientan uno por el otro.

Te deseamos buenos besos.