César Vallejo

Se conocieron en 1927 cuando eran vecinos en la calle Moliére. Vallejo era un poeta de Santiago de Chuco y Georgette Philippart una hermosa parisina 16 años menor que él.

Una vez que la madre de Georgette, quien se oponía a su relación, falleció; ellos pudieron retomar su amor. Se casaron pobres en 1934, pero nunca les faltó música, vino ni cau cau.

"De veras, cuando pienso
en lo que es la vida,
no puedo evitar de decírselo a Georgette,
a fin de comer algo agradable y salir,
por la tarde, comprar un buen periódico,
guardar un día para cuando no haya,
una noche también, para cuando haya"

César Vallejo murió a los 46 años sin publicar estos versos. Desde entonces, Georgette Philippart guardó sus días y sus noches para él. Luego de trasladar sus restos a Montparnasse, Georgette murió en Perú con sus propios versos:

"Amor mío, adiós en la aurora,
no volveremos a vernos nunca"
.
.
.