Beso Francés Crepería en el Malecón de la Reserva

Dulce o salado, tu elección en Beso Francés. Por Natasha Clay

Todos los días de camino a casa después del trabajo, camino por Malecón de la Reserva y justo al lado del puente de Villena está Beso Francés: Una pequeña, pero colorida crepería. Su propietaria, Samantha Lafosse-Marin, nació en la isla de Martinica y su primera llegada al Perú fue como estudiante de intercambio desde España.

En la búsqueda de un empleo adecuado, su marido la animó a iniciar su propio negocio, lo que significaría mucho para ella, ya que sabía exactamente qué hacer. En un viaje a Francia y Estados Unidos, Samantha y su cuñada, visitaron muchas creperías y decidieron comenzar la suya, con su primer kiosco que se ubicó en el boulevard de Asia, en Lima. Hoy, Samantha posee nueve locales en total, ubicados en: Club Regatas, Open Plaza Angamos, 2 en Jockey Plaza, Parque Intihuatana, Parque del Amor, Avenida Larco, C.C. Larcomar y C.C. El Polo II.

Malecón de la reserva

 

El primer crepe que tuve la oportunidad de probar fue el Beso Francés, un delicioso crepe relleno con helado, brownie, nutella y fudge. ¿Qué más puedo decir aparte de que este crepe cumplió con todos mis sueños? Incluso con el helado, el crepe en sí mismo no se empapó, pero déjame decirte: si ordenas el Beso Francés (o cualquier crepe con helado) tienes que comerlo rápido, porque es muy probable que se te derrame... como a mi. Samantha también recomienda que si estás con niños no ordenes crepes con helado porque es un desastre.

El siguiente fue el crepe de roast beef, relleno de queso, cebolla caramelizada y mostaza. Como vegetariana tuve que confiar en la revisión de mis amigos carnívoros que, entre bocados de jugosa carne y el queso fundido, lograron darme un gran pulgar hacia arriba. Me dijeron que el rico crepe es bastante abundante, pero Las cebollas caramelizadas y la cantidad perfecta de mostaza crean una cantidad variada de sabores que harían que no te canses de comerlo. Perfecto para calentarte en una mañana enérgica o en una tarde ventosa.

Malecón de la reserva Beso francés

Por último, como soy fan de sabores sabrosos, también tuve la oportunidad de probar el crepe Margarita que está lleno de queso, salsa de tomate y orégano. Esta es una combinación bastante común y básica, pero deliciosa, Ideal para cualquiera que desee un bocadillo salado rápido.

Beso Francés no solo tiene crepes, sino también sándwiches hechos con tostadas francesas, jugo de naranja fresca, jugo de manzana orgánico y algunos de los mejores cafés del Perú.

Fuente: Perú this week

Deja un comentario